ENTREVISTA VANGUARDIA: HISTORIAS DE ÉXITO HECHAS CON PASIÓN 21 Diciembre 2016

Buscando diversificar el mercado para dejar de ser una ‘boutique de creativos’ y convertirse en una agencia de publicidad que ofreciera soluciones reales a los clientes, nació la agencia PVS, que hoy se posiciona como una de las mejores del país.


Si algo saben los creativos que lideran PVS Agencia es que la publicidad no convencional es la que conquista los corazones de los clientes de sus clientes. Es por esta razón que el equipo que conforman los socios Juan Guillermo Vargas, Francisco Serrano y Gustavo Eduardo Pilonieta se ha enfocado en eso, y los esfuerzos los han llenado de reconocimientos, tanto para su agencia como para sus clientes y la ciudad.

La agencia nació hace 14 años, y los protagonistas de su historia cuentan los hechos bastantes particulares que los llevaron a juntarse en la aventura de crear empresa en un sector que es bastante competido y marcado por la informalidad.

En un principio, se llamó PV, ya que Gustavo y Juan Guillermo, que eran ‘rivales’, decidieron unirse para manejar una sola campaña para dos de los centros comerciales más reconocidos de la ciudad. La experiencia, que resultó ser muy positiva, terminó concretándose en una nueva agencia de publicidad.

Luego se unió al equipo Francisco Serrano, quien estaba radicado en Bogotá y completaba ya casi 14 años de experiencia trabajando en multinacionales de publicidad, confiando en el sueño de poder tener, junto a Vargas, su propia agencia en Bucaramanga.

Después de casi dos meses de negociación, se conformó PVS.

Hoy, Gustavo, aunque sigue siendo socio y parte activa de la compañía, trabaja también en su proyecto de agencia digital.

PVS Agencia es una idea y un ideal empresarial de un equipo de creativos profesionales que en 2003 decidieron sumar su talento y sus experiencias para crear una agencia de publicidad en Santander, pero no una agencia más, sino una capaz de competir a la altura de las mejores del país”, dijo Vargas Harker.

Con la sociedad formada, el crecimiento se empezó a dar paulatinamente, y la idea que nació de dos personas hoy genera 27 empleos para el sector.

“El crecimiento, debemos reconocerlo, ha sido constante. Iniciamos dos personas y el equipo siempre ha ido creciendo, a la medida en que conquistamos nuevos retos, clientes y territorios. No sólo hemos abierto nuestra cobertura geográfica atendiendo anunciantes nacionales, también hemos sido pioneros en poner a competir nuestra creatividad con lo mejor de la élite publicitaria del país e iberoamérica”.

Hoy, los socios reconocen que, precisamente, esos 27 colaboradores y todos los que han pasado por la agencia desarrollando su talento han sido la pieza clave del crecimiento de la firma, aspectos que se mezclan en la forma en que buscan trabajar para estimular la creatividad.

“Nos divertimos con las tareas de cada día. También debemos actualizarnos y ejercemos liderazgo. También competimos con valentía, midiéndonos con los mejores. Y lo más importante: creer firmemente en el talento local. Desde nuestra constitución, hemos invertido en la contratación de gente de la región, formando profesionales jóvenes y convirtiéndonos en el principal semillero de publicistas santandereanos, quienes hoy no solo se destacan a nivel regional, sino nacional e internacionalmente”, indicó el socio.

Pese al reconocimiento, los socios también tienen para contar historias de fracaso, que los han llevado a ser más fuertes empresarialmente. “Las crisis son inherentes a la industria de la publicidad, es una realidad reconocida en todo el mundo. Hemos sufrido la pérdida de clientes importantes y emocionalmente muy importantes, siempre por razones ajenas a la calidad de nuestro trabajo, pero a la vez hemos tenido la enorme fortuna de haber construido una curva de crecimiento constante y hemos podido siempre cubrir dichas pérdidas con la obtención de nuevos clientes y la apertura de nuevos negocios”.

En el historial de la agencia, suman 14 reconocimientos, tanto nacionales como internacionales. “Suena increíble, luego repasar cada uno de ellos es realmente muy emocionante. No solo hemos sido pioneros buscando medirnos en otras latitudes, hemos concursado en los festivales más importantes de Colombia, midiéndonos con agencias multinacionales gigantes de hasta 20 veces nuestro tamaño y hemos ganado. El oro en Nova de 2010 fue una noticia nacional, nadie nos tenía en el radar y fue apoteósico, los FePi de Argentina pusieron la creatividad santandereana a valer en Suramérica, los FICE nos midieron en Hispanoamérica, luego están los premios en desarrollo digital que nos hicieron los mejores de Colombia de nuevo, El Dorado, que es donde concursa y gana únicamente lo mejor de lo mejor, y ahora los CLAP, en donde volvimos a ser pioneros, para abrir las puertas a la creatividad local, que seguro se va a volcar a participar el próximo año con mucho éxito. Todos, sin duda, son grandes logros, todos han marcado diversos hitos, y por lo tanto, todos son muy importantes”, indicó el publicista.

Los retos del sector

Pese a que han podido consolidarse y sumar talento local, generando empleos formales, lo cierto es que la competencia ilegal del sector está generando serias preocupaciones para este tipo de empresas.

“Resulta que mientras somos una de las agencias independientes más exitosas de Colombia y el talento local de los creativos bumangueses es apetecido en todo el país por las grandes multinacionales, algunos empresarios locales parecen no advertirlo. El problema para todos los que hacemos presencia seria, organizada y legal es que el número de empresas en la ciudad que buscan servicios creativos de agencias de afuera sigue creciendo. Lo peor de toda la ecuación es que muchas de esas agencias no tienen diferencias abrumadoras y algunas otras son realmente muy inferiores. La verdad, estamos preocupados; inclusive, participar en grandes festivales comienza a perder el sentido. De continuar la tendencia, la industria local va a retroceder y muy pronto todos tendremos que reducirnos. Un fenómeno que, por el contrario, no ocurre en ciudades como Medellín. Allí hemos notado que para el empresario antioqueño la primera opción siempre son las agencias de la escena local y en donde para estas últimas curiosamente el principal abastecedor de personal creativo somos nosotros. Lo más desolador es que a nadie parece importarle. Al final, el mensaje es, no importa cuán competitivo seas, no importa el nivel que tengas, eso no tiene mayor importancia”.

Fuente: http://www.vanguardia.com/economia/nuestros-empresarios/383323-historias-de-exito-hechas-con-pasion